Aislar térmicamente una vivienda unifamiliar tiene muchas ventajas, entre las que se encuentra mantener una temperatura estable durante todo el año y ahorrar en nuestros recibos. En general, el aislamiento térmico dependerá del clima del lugar donde se encuentre la vivienda, y especialmente el material que se utiliza para ello. Ya te hemos contado anteriormente cuál es el mejor material para aislar térmicamente una vivienda, así que vamos a ver cuáles son los beneficios de aislar una vivienda unifamiliar.

Ahorro en las facturas de tu vivienda

El aislamiento térmico en una vivienda unifamiliar es un método ideal para ahorrar en las facturas de energía, tanto de electricidad como gas. Tanto si contamos con calefacción como con aire acondicionado, gracias al aislante térmico la energía se mantendrá en el interior de la vivienda, reduciendo así las pérdidas comunes que ocurren en las viviendas mal aisladas y que provocan un aumento en las facturas. ¿Sabías que el 30% de la energía se pierde por fachadas mal aisladas? 

El aislante térmico mejora el confort en la vivienda

El bienestar dentro de una vivienda debe ser una de las cuestiones más importantes, y un buen aislante puede hacernos conseguir esa comodidad y confort que necesitamos. En invierno, un aislante térmico hará que la temperatura en el interior de la vivienda no alcance los mismos niveles que en el exterior, permitiendo tener una temperatura más agradable. En invierno, además de conservar más fácilmente el calor, el aislante hará que no haya tanta pérdida de energía, y por tanto permitirá estar mucho más cómodos en nuestra vivienda. 

Revaloriza la vivienda

¿Estás pensando en reformar tu vivienda unifamiliar y quieres añadir aislante térmico? Aislar térmicamente tu vivienda hará que se revalorice, y por tanto será una inversión más que un gasto. En general, independientemente de si nuestra vivienda es un piso o una vivienda unifamiliar, su valor aumentará por ser mucho más eficiente energéticamente, además de que aislará mejor el ruido. 

Es bueno para el medio ambiente y reduce los impuestos

Las ventajas de aislar térmicamente una vivienda también son beneficiosas para el medioambiente, ya que reduce las emisiones de CO2 y la pérdida de energía. Además, al convertir nuestro hogar en una vivienda con una mayor eficiencia energética, esto repercutirá en los impuestos que pagamos, reduciéndose. 

Creación de nuevos espacios en la vivienda

Aislar una vivienda unifamiliar puede permitirnos sacarle partido a zonas que antes teníamos abandonadas por tener una mala aclimatación. Por ejemplo, un sótano se puede convertir en una parte extra de nuestra casa, pudiendo añadir habitaciones o una zona de juegos. En el caso de un desván, podemos convertirlo en cuarto de invitados o en oficina, ya que se podrá mantener la temperatura ideal durante todo el año.

Si estás pensando en aislar térmicamente tu vivienda por todas las ventajas que conlleva, es importante conocer los tipos de materiales que mejor se adaptan a nuestras necesidades. Para ello, en Pimat te asesoramos para que le saques el máximo partido y disfrutes del confort y del ahorro que supone llevar a cabo un aislamiento en una vivienda familiar.