Entre los sistemas y soluciones constructivas que destacan para la realización de aislamientos térmicos por el exterior nos encontramos con el Sistema Sate y el sistema de fachada ventilada.

Cuando estamos analizando una vivienda o edificio y nos centramos en la eficiencia energética, el aislamiento es uno de los puntos más importantes que intervienen en ella, ya que un edificio correctamente aislado con materiales de baja conductividad permite que las temperaturas exteriores no afecten a la temperatura del interior de la vivienda.

Si no sabes cual de los dos deberías elegir, no te preocupes, porque desde Aislamientos Pimat te hablamos del sistema Sate o fachada ventilada ¿qué es mejor?

Diferencias entre Sistema SATE o fachada ventilada

Ambos sistemas de aislamiento se consolidan como las mejores alternativas para garantizar la máxima eficiencia energética del mercado. Desde Aislamientos Pimat te contamos todo lo que necesitas saber sobre cada uno de ellos, atendiendo a sus características y principales ventajas.

Sistema SATE

Los Sistemas de Aislamiento Térmico por el Exterior o SATE consisten en paneles aislantes prefabricados que van adheridos directamente sobre la fachada del edificio. Su objetivo principal es conseguir el mayor aislamiento térmico posible, sin dejar a un lado las cuestiones estéticas y de confort. De esta forma, se pueden llevar a cabo tanto en nuevas obras como en rehabilitadas.

Dependiendo del material utilizado en los paneles, se puede alcanzar incluso una mejora acústica. Con respecto al diseño, los sistemas SATE pueden presentar acabados muy diversos y por tanto, el aislamiento conseguido por este tipo de sistemas es continuo, sin puentes térmicos, aplicando el espesor aislante que se necesita sin perder espacio por el interior. El uso de este tipo de sistema de aislamiento permitirá ahorrar económicamente, impidiendo pérdidas de energía.

sistema SATE o fachada ventilada que es mejor

Fachada Ventilada

Por su parte, la fachada ventilada es un sistema constructivo de cerramiento exterior que está formado por un muro soporte, una capa aislante y un material de revestimiento que se fija al edificio con una estructura portante. Gracias a esta estructura, se crea una cámara de aire que permite la ventilación entre el muro portante y el material de revestimiento. 

Como consecuencia de la puesta en marcha de este sistema, se consigue un comportamiento térmico perfecto, solucionando el aislamiento del edificio, evitando además la humedad. Es la solución perfecta para aquellas fachadas que no están correctamente aisladas. La pérdida de energía en esas situaciones es considerable, por lo que debes corregirla rápidamente.

Sistema SATE o fachada ventilada, ¿Qué sistema elegir?

Como conclusión, podemos decir que ambos sistemas son muy parecidos a nivel de mantenimiento y que las ventajas que presentan son bastante similares. Ambos son muy eficaces en el ahorro energético de una edificación y por ello son ampliamente utilizados. 

En definitiva, la puesta en obra tanto del sistema SATE como fachada ventilada conlleva un aislamiento óptimo y eficaz, por lo tanto,  dependiendo del tipo de solución que estemos buscando, nos podremos decantar por uno u otro sistema, entre otros dependeremos de:

  • Capacidad económica para la solución propuesta que queremos afrontar.
  • Condiciones de proyecto.
  • Condiciones térmicas y de diseño.

No obstante, si nos tenemos que decantar por uno u otro, desde Aislamientos Pimat creemos que el sistema SATE representa la mejor opción en cuanto a la excelente relación calidad/precio. 

Recuerda que si quieres aislar tu fachada, tanto con el sistema SATE o con el sistema de fachada ventilada, desde Aislamientos Pimat te ayudamos con el aislamiento térmico de la misma. Puedes ponerte en contacto con nosotros y te daremos toda la información que necesites para dar el gran paso de rehabilitar energéticamente tu vivienda. ¿ A qué estás esperando?