La protección pasiva contra incendios en los edificios, va a depender entre otras cosas de cómo han sido construidos. Por eso, una buena planificación y hacer un buen uso de la normativa vigente a la hora de construir, es la clave para la prevención de los incendios.

Pero si además de cumplir la legislación se coordinan correctamente tanto las medidas activas como pasivas se dispondrá de una mayor seguridad.

Es fundamental contar con planes de evacuación por lo que, frente a un incendio en un edificio, las mejores medidas son aquellas que están establecidas con antelación. ¡Descubre cómo llevar a cabo un sistema de protección pasiva en edificios!

¿Qué es la protección activa en edificios?

La protección activa, tiene como finalidad comunicar o disminuir el incendio antes que llegue a declararse totalmente y para ello contar con un sistema de detección como pueden ser extintores, alarma de incendios, aspersores de agua, etc. es imprescindible.

Este tipo de protección está destinada, sin duda, a actuar sobre el incendio y a advertir a las personas sobre él. Podemos decir que la protección activa, se puede dividir en 3 categorías diferenciadas:

  • Detección: por medio de las señales emitidas por los detectores tanto de humo, de calor o llama, se podrá poner en marcha el protocolo de evacuación. Por eso, elegir adecuadamente el tipo de detector dependiendo del tipo de fuego que se pueda producir es determinante, así como un buen mantenimiento de los mismos.
  • Supresión del fuego: aquí se incluyen todas las actividades que tienen por objeto apagar el fuego de forma directa.
  • Ventilación mecánica: Los sistemas de ventilación en caso de incendio son indispensables para evitar las concentraciones de humo, gases tóxicos o explosivos y las elevadas temperaturas. Por lo que una buena ventilación favorece la evacuación de las personas y ayuda a las labores de extinción en caso de incendio, así como la reducción de daños estructurales.

protección pasiva contra incendios

¿Qué es la protección pasiva contra incendios?

Se podría decir que los sistemas de protección pasiva contra incendios en los edificios son un escudo contra el fuego y juega un papel preventivo, es decir, engloba todos los sistemas que se instalan con el fin de mitigar las consecuencias de un incendio.

Así, permite que una estructura resista un tiempo determinado durante un incendio, manteniendo el fuego confinado en el único lugar donde se declara el mayor tiempo posible.

La protección pasiva funciona sin energía externa ni intervención humana y se podría decir que su objetivo es permitir la intervención de los servicios de emergencia así como la evacuación de las personas. Podemos derivar dos tipos de protección pasiva:

  • Protección estructural: que está compuesta por una serie de productos o elementos como pintura intumescente, proyección de lana de roca o placas que se aplican a la estructura del edificio como las vigas, pilares, falso techo, forjado, entre otros, para incrementar su estabilidad al fuego.
  • Compartimentación: que exista un buen cerramiento y sellado en el edificio mediante elementos resistentes al fuego va a evitar la propagación del incendio.

Debemos tener en cuenta que todas las medidas de prevención van enfocadas a disminuir cualquier daño de los usuarios del edificio derivado de un incendio accidental, mal mantenimiento de las instalaciones o deficiente construcción del edificio. Así mismo, la protección pasiva contra incendios debe ser incorporada desde el diseño del edificio por parte tanto del equipo de gestión del proyecto como del contratista.

Empresas de protección pasiva contra incendios

Podemos determinar que, cuando se combinan los elementos de protección activa y pasiva contra incendios, el plan de seguridad podrá ser efectivo, aunque debemos tener en cuenta que la mejor defensa ante un incendio es la prevención. Por eso, al tomar las medidas necesarias, reducimos las posibilidades de que esto suceda.

Si buscas empresas de protección pasiva contra incendios en los edificios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Pimat Aisla llevamos a cabo todo tipo de sistemas de protección pasiva en edificios.