Fases de aplicación del sistema SATE

Esta semana vamos a hablar de las fases de aplicación del sistema SATE (Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior). Muchos de nuestros clientes se preguntan dónde reside la efectividad de este sistema. Además del material utilizado, una de las claves de su efectividad es una perfecta instalación. Como hemos comentado en distintas ocasiones en el Blog de PIMAT, el SATE consiste en un material aislante que queda pegado al muro del edificio normalmente por una fijación mediante adhesivo y fijación mecánica que funciona como una especie de escudo térmico protector de la vivienda, respecto las temperaturas del exterior. El aislante se protege con un revestimiento que se aplica directamente sobre las placas aislantes. Además, hay que tener en cuenta que el SATE debe contar con el Documento de Idoneidad Técnica Europeo DITE.

En caso de rehabilitación u obra nueva hay que tener en cuenta que se llevan a cabo varias fases:

  1. La primera fase consiste en la revisión de las superficies y soportes, para, en caso de detectar algún desperfecto, arreglarlo. Las posibles fisuras han de tratarse previamente y los restos de otros materiales han de ser retirados. El objetivo es que el soporte, además de resistente, esté perfectamente plano, sin irregularidades ni desniveles significativos.
  2. En segundo lugar se colocan los perfiles de arranque horizontalmente en el límite inferior de la zona a revestir.
  3. Posteriormente se procede a instalar una placa de aislamiento a rompe juntas con mortero de encolado. Se colocan las placas en la fachada y se pegan con el mortero. Las placas se apoyan sobre el perfil de arranque, ejerciendo una fuerza de vaivén para repartir el adhesivo, posteriormente se presionan. Las placas aislantes se anclan al soporte mecánicamente con todas las juntas. Al medio de las placas con tacos de golpe, de pvc con cabeza circular.
  4. Aplicación de la primera capa de mortero, que se llama capa base. Se luce sobre la placa de aislamiento con una capa de tres milímetros de mortero base y se deja secar.
  5. Sobre el mortero base se coloca la malla de fibra de vidrio de 160 gramos cuyo tejido debe penetrar mediante presión sobre la primera capa de mortero fresco. Los encuentros entre dos mallas deben solaparse un mínimo de 10 cm con los tramos contiguos de malla. Y se deja secar.
  6. Posteriormente se vuelve a dar otra capa de 3 mm de mortero sobre SATE. Tras el secado de la primera capa de mortero, se aplica una segunda capa que cubra completamente la malla. El espesor aproximado de las 2 capas será de 4 mm.
  7. Tras un tiempo de secado se pasa una esponja o fratás para dejar la superficie lisa. Y se deja secar.
  8. Finalmente se da una pasada de pintura de imprimación cuyas funciones son: Evitar una elevada absorción del mortero de acabado, crear un puente adherente del acabado final y ser un igualador del acabado final, ya que tienen que ser del mismo tono

Ahora que sabes las fases de aplicación del sistema SATE y porqué es tan efectivo, si tienes alguna duda o quieres que te informemos más acerca de esto contáctanos.