En ocasiones, las manchas de suciedad en ciertas superficies pueden estar muy incrustadas en los materiales y ser persistentes. Para ello, se puede recurrir a empresas de limpieza por abrasión, permitiendo así su eliminación incluso en aquellas que llevan secas muchos años. Si quieres saber más sobre la limpieza por abrasión, ¡vamos a aclarar todas tus dudas!

¿Qué es la limpieza por abrasión?

Como decimos, la limpieza de superficies por abrasión es un método de limpieza que se utiliza para eliminar manchas incrustadas en materiales complicados de limpiar a través de materiales abrasivos que se aplican a presión.

Es posible recurrir a este sistema de limpieza en superficies de piedra, como fachadas, metálicas o en otras como maderas, ya que es muy efectivo frente a otros sistemas de limpieza. Sin duda, su alta efectividad lo convierte en un método muy utilizado para eliminar la suciedad y mejorar el aspecto de edificios y fachadas, ya que permite deshacerse de manchas secas durante años. Además, la limpieza de superficies por abrasión suele utilizarse en casos de gran dificultad, como pueden ser locales comerciales, chimeneas, edificios industriales que han estado en desuso y muchos otros que con otros métodos no eliminarían la suciedad y las manchas. En función del tipo de superficie en la que queramos realizar la limpieza por abrasión, se realizará con uno u otro material abrasivo, aunque lo más común es realizarlo con partículas de sílice aplicadas a presión.

Tipos de limpieza por abrasión

La limpieza abrasiva utiliza partículas muy pequeñas que son propulsadas bien por una corriente de aire o un chorro de agua a presión, lo que permite que incidan con gran fuerza en las superficies y eliminen así los contaminantes gracias a la fuerza del impacto de dichas partículas.

El proceso de limpieza abrasiva puede hacerse por distintas técnicas, pero las más comunes son:

  • Limpieza abrasiva seca
  • Limpieza abrasivo húmedo
  • Limpieza abrasiva por fuerza centrífuga
  • Chorro de arena

Esta última es la más utilizada en la aplicación de recubrimientos, pero en general, se puede realizar la limpieza por abrasión en multitud de superficies.

¿En qué superficies es recomendable realizarla?

Respecto a las superficies, como hemos comentado anteriormente, se puede utilizar este sistema tanto en superficies de piedra, como en metales concretos o superficies metálicas, e incluso en madera. Por lo general, en función de la superficie y sobre todo del tipo de manchas, se utilizará un tipo de limpieza por abrasión u otro, siendo el último el más común.

Por tanto, podremos utilizar el sistema de limpieza abrasiva en viviendas (tanto para interior como para exterior en función de las necesidades), así como locales comerciales, edificios industriales (también en el interior o exterior) y chimeneas. Un uso típico de este sistema es la eliminación de graffitis en fachadas de edificios, permitiendo recuperar su estado original. De esta forma, no sólo se mejorará la presencia del edificio en general, sino que se eliminará cualquier tipo de manchas difíciles y suciedad.

En Pimat como empresas de limpieza por abrasión, contamos con un equipo de profesionales y expertos que podrán asesorarte sobre la limpieza de superficies por abrasión. Ponte en contacto con nosotros y resolveremos cualquiera de tus dudas. ¡Te esperamos!