Escoger el aislamiento para locales comerciales implica tener en cuenta una serie de factores. Estaríamos hablando del aislamiento térmico y acústico, donde este último es bastante importante en según qué locales. Hoy te damos todos los detalles sobre cuál sería el mejor aislamiento.

El aislamiento para locales comerciales

El aislamiento, sea térmico o acústico, es esencial para todo tipo de locales comerciales, así como para edificios residenciales y viviendas unifamiliares. Los aislantes nos ayudan a ahorrar en las facturas energéticas, lo que implica una disminución de las emisiones de CO2 a la atmósfera. 

Respecto al aislamiento acústico, es esencial para los locales comerciales que desarrollan actividades nocturnas, como bares o discotecas, pero también para cualquier otro tipo de negocio donde se quiere mantener un ambiente tranquilo y evitar que los sonidos entren.

El aislamiento para locales comerciales implica una pequeña reforma que consiste en rehabilitar el local, instalando el material escogido para las paredes, el suelo y el techo, en función de las necesidades a cubrir.

Aislamiento térmico

El aislamiento térmico, sea para un local comercial o para una vivienda, mejora la sensación de confort en el interior, hace que ahorremos en las facturas energéticas evitando que el calor o el frío se escape y consigue una mayor eficiencia energética.

Los locales comerciales pueden ser fríos y lo más común en estos lugares, que suelen estar situados en los bajos de los edificios, es la humedad. Con un buen aislamiento térmico estamos evitando que se forme humedad en el interior, aumentando la temperatura en invierno y evitando que aparatos profesionales puedan estropearse.

Muchos de los materiales que utilizamos en el aislamiento de locales como de viviendas cumplen una función simultánea, ejerciendo de aislantes térmicos y acústicos al mismo tiempo. 

Un ejemplo del mejor aislamiento para locales comerciales, si nos centramos en el aislante térmico, puede ser la lana de roca. Se trata de un material con propiedades anti humedad e hidrófugas. Además de ser ignífugo. Es una buena opción para el aislamiento térmico de un negocio y se trata de un material que no es tóxico.

Aislamiento acústico

El aislamiento acústico se utiliza para insonorizar los locales comerciales. Esto puede ser más necesario en bares, discotecas, o salas de conciertos, pero otros muchos negocios se pueden beneficiar de este tipo de aislamiento, tanto de dentro hacia fuera como de fuera hacia dentro.

Además, los materiales del aislamiento para locales comerciales en muchas ocasiones pueden cubrir tanto las necesidades de aislamiento acústico como aislamiento térmico. De esta manera estaríamos llevando a cabo una reforma que cubriría todas las necesidades en un local comercial, evitando las humedades, que saliera o entrase el sonido o que se perdiera el calor en invierno y el frío en verano, sobre todo en el caso de utilizar sistemas de calefacción o aires acondicionados.

Un ejemplo de material que se puede utilizar con éxito como aislante acústico y térmico al mismo tiempo es el corcho insuflado proyectado. Este material tiene una baja conductividad térmica y es un gran aliado para el aislamiento acústico. Es ideal para un local comercial porque también aísla de las vibraciones. Se trata de una opción de gran durabilidad y por lo tanto gran calidad.

Esperamos que este post sobre el mejor aislamiento para locales comerciales te haya resultado útil y haya aclarado las posibles dudas que tenías al respecto. No olvides preguntar a un profesional por cuál sería el mejor material para cubrir las necesidades de tu local comercial.

Desde Pimat podemos asesorarte para llevar a cabo el aislamiento térmico y acústico de tu local comercial. Puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier duda y pedir un presupuesto. No dejes de leer nuestro blog y echar un ojo a nuestra web para saber más sobre tipos de aislamientos.