Consigue un buen aislamiento térmico para el invierno - Pimat Aisla

Si quieres saber cómo se consigue un buen aislamiento térmico para ahorrar energía y economizar en tus facturas durante los meses de invierno a continuación te proponemos una serie de recomendaciones que te ayudarán a ser más eficiente y transformar tu casa en un hogar sostenible.

Consejos para mejorar el aislamiento térmico durante el invierno

En la temporada de invierno necesitamos conseguir y mantener una temperatura alrededor de los 19 grados durante el día y entre 15 y 17 grados por la noche para conciliar la temperatura con comodidad. Para ello, deberemos emplear todos los recursos a nuestra alcance además de encender los radiadores de la casa y otros aparatos como estufas portátiles, chimeneas y aparatos de climatización para no pasar frío.

Una vez conseguida la temperatura ideal, debemos aplicar métodos para acabar con los puentes térmicos en determinadas zonas de la casa que pueden provocar escapes de la temperatura idónea adquirida, haciendo que sea necesario el empleo de una dosis extra de energía. Para ello podemos elegir entre estos sistemas, incluso combinar más de uno:

  • Sistemas de aislamiento insuflado: consiste en una de las mejores soluciones para propiciar el aislamiento térmico en cualquier tipo de vivienda.
  • Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE): empleado para los exteriores de una casa. Se trata de un revestimiento que impide que salga el calor del domicilio para que los equipos de calefacción trabajen menos.
  • Utiliza puertas hechas de material natural macizo sin cristal y coloca juntas y barredores bajo puerta para evitar las corrientes de aire.
  • Instala ventanas dobles de PVC y de aluminio con cristales de baja emisión y aplica material sellante en los límites.
  • Coloca persianas, cortinas y toldos para controlar la cantidad de iluminación que entra y también para cortar las corrientes de aire en el hogar.
  • Emplea elementos de la decoración para ayudar al aislamiento térmico: paneles aislantes de techos, paredes y suelos, jardines verticales en los exteriores de la vivienda y alfombras en los accesos o zonas de corriente.

A continuación te recomendamos el siguiente artículo con trucos extra para no tener que encender la calefacción y mantener la temperatura idónea dentro del hogar.

Utiliza el gas natural para la calefacción y elige una tarifa adecuada

Para percibir los beneficios del aislamiento térmico dentro del hogar es recomendable contar con el mejor sistema de tarifas de energía que permitan conseguir sin problemas las mejores condiciones para la climatización durante la temporada de invierno y también es importante poder mantener dicha temperatura ideal sin dificultades en el interior de la vivienda.

Una de las soluciones más utilizadas por la mayor parte de la sociedad en la actualidad durante el invierno es la instalación de calefacción de gas natural. 

Para dar de alta el gas tienes que contar con la instalación pertinente dentro de tu vivienda. De lo contrario, tendrás que buscar un técnico autorizado para que se encargue de ello porque en caso contrario no puedes dar de alta el gas con cualquier empresa. En función de tu área geográfica y las particularidades de tu vivienda realizar toda la instalación necesaria de los equipos para poder tener gas natural en casa conlleva unos costes pero no existe una cifra fija para determinar cuánto se paga por dar de alta el gas incluyendo los derechos por Comunidad Autónoma que también hay que abonar junto al importe final de la primera factura.

Si ya tienes gas natural y lo que quieres es pagar menos en tus facturas te recomendamos realizar una búsqueda para cambiar de compañía comercializadora de gas natural y contratar otro tipo de tarifa te recomendamos utilizar un comparador. Se trata de una herramienta online gratuita que te ofrecerá una lista de resultados con las mejores propuestas para cambiar de compañía de gas en base a los mejores precios y promociones vigentes del mercado energético y así encontrar la compañía de gas más barata.