¿Tienes frío en tu vivienda a pesar de encontrarte utilizando la calefacción? En ocasiones los edificios pueden llegar a perder calor a partir del suelo, no permitiendo que éste se concentre en la vivienda. Para evitar que esto se produzca, es aconsejable contar con un buen aislamiento térmico del suelo de la vivienda, lo cual aliviará el gasto energético y maximizará tu confort. A continuación te contamos los beneficios de aislar el suelo de tu vivienda térmicamente, así como los mejores materiales y técnicas para llevarlo a cabo.

¿Por qué es necesario aislar el suelo térmicamente?

Se calcula que los hogares españoles gastan una media de 322,74€ mensuales para calentar sus viviendas en invierno. Además, dependiendo del tipo de materiales con los que se haya llevado a cabo la construcción de la vivienda, se calcula que en torno al 30% del consumo puede escaparse por paredes, techos y suelos mal aislados. Es decir, gran parte de la energía generada se pierde sin llegar a calentar la vivienda. Esto provoca que disponer de un buen aislante térmico en tu vivienda, repercuta directamente en tu factura energética.

También estarás contribuyendo al medio ambiente, ya que se producirá una optimización del gasto energético, reduciendo las emisiones de CO2 y el impacto sobre el consumo eléctrico. Este tipo de acciones serán beneficiosas para todos en el medio y largo plazo, por lo que cada vez más viviendas se encuentran adaptando este tipo de sistemas.

En el caso de que el punto débil de tu vivienda, por donde se pierde en su mayor parte el calor, sean los suelos, te recomendamos que lleves a cabo un aislamiento del suelo de tu vivienda. No solo lo verás reflejado en el precio de tu factura, también en el bienestar de tu vivienda.

Una temperatura e tu hogar que resulte agradable será uno de los factores determinantes para asegurarte el confort de la misma. Sentirse cómo en tu propia casa siempre a una temperatura agradable, es posible gracias a un buen aislamiento. Además, que el hecho de aislar determinadas zonas de tu vivienda puede suponer ganar metros y espacios que hasta el momento estaban siendo desaprovechados, tales como buhardillas, sótanos o semisótanos.

aislar térmicamente suelo vivienda

Cómo llevar a cabo un aislamiento del suelo de tu vivienda

A la hora de aislar térmicamente el suelo de tu vivienda deberás tener en cuenta los materiales sobre los que se encuentre fabricado el suelo.

  • En caso de que se trata de un suelo de madera, si hubiera acceso desde abajo, resultará más sencillo rellenar con aislamiento térmico entre las viguetas, a partir del aislamiento insuflado. En caso de que no hubiera acceso, habría que levantar el suelo para instalar el aislamiento térmico.
  • Si se tratara de una estructura de hormigón, el aislamiento térmico puede ser añadido sobre la losa de hormigón existente o a partir de la creación de un forjado nuevo. Si estás pensando en añadir suelo radiante, es recomendable que al mismo tiempo que instalamos una calefacción por suelo radiante, llevemos a cabo algún tipo de aislamiento térmico, sobre todo en este tipo de viviendas con estructuras de hormigón.

Ahora que ya sabes un poco más de los principales beneficios para tu vivienda de aislar el suelo térmicamente, te recomendamos que siempre te pongas en manos de profesionales. En Pimat Aisla contamos con una amplia experiencia en el aislamiento térmico de vivienda, ofreciendo la mejor calidad en cada uno de nuestros materiales. Nos ajustamos en todo momento a tus necesidades, ofreciéndote el mejor precio del mercado. Si por fin te has decidido a llevar a cabo un aislamiento térmico del suelo de tu vivienda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.