El invierno está a la vuelta de la esquina y es el momento perfecto para hacer el mantenimiento de las instalaciones calefactoras, pero no podemos dejar de lado algo de suma importancia: el aislamiento de la vivienda para el invierno. Hoy te contamos todo sobre cómo preparar tu vivienda para el frío.

Consigue un buen aislamiento para tu vivienda en invierno

El invierno es la estación del año en la que queremos estar en casa la mayor parte del tiempo debido a las bajas temperaturas. Es por eso que tener un buen aislamiento térmico puede marcar la diferencia. 

Preparar la vivienda para el invierno es algo que todos deberíamos tener en cuenta. Cuando termina el verano ya podemos empezar a preparar el mantenimiento de la instalación calefactora. Es este el momento perfecto, pues lleva meses sin usarse y puede haber alguna avería. 

Es en este momento también cuando podemos revisar el aislamiento de la casa. El aislante térmico va instalado en techo, suelos y paredes, pero también debemos prestar atención a las puertas y las ventanas para conseguir un aislamiento para la vivienda en invierno.

aislamiento térmico en invierno

Importancia de un buen aislamiento térmico

El aislamiento de la vivienda en invierno es esencial para que, tanto en invierno como en verano, tengamos la temperatura que queremos. Si la casa está mal aislada podemos perder calor en invierno; esto hará que gastemos más en las facturas de la calefacción y aumentaremos las emisiones de CO2 a la atmósfera. 

Un correcto aislamiento de tu vivienda en invierno tendrá grandes beneficios para ti y tu bolsillo, pues te hará ahorrar en las facturas energéticas. Además, ganaremos en confort y tranquilidad. Lo ideal es que te asegures de que tu casa está bien aislada del frío antes de que este llegue.

Si has comprado una casa o un piso de segunda mano, lo ideal es que revises todo el aislamiento para que cuando llegue el invierno, no te lleves sorpresas. Actualmente, lo más habitual son las ventanas aislantes, de PVC o aluminio y doble cristal, que suponen un buen aislante, evitando que salga el calor.

Si vives en una comunidad de vecinos y quieres llevar a cabo una reforma para mejorar el aislante térmico de tu casa, podrás hacer la obra para aislar la vivienda desde el interior, pero lo normal es que el edificio tenga un aislamiento térmico en la fachada. Es la comunidad la que se encarga de llevar a cabo estas reformas en el caso de ser necesarias; así como en el tejado.

Respecto a una casa individual, asegúrate de que el tejado está bien aislado, así como las cubiertas tipo terraza y el suelo. No te olvides de las ventanas y las puertas, por donde se puede escapar el calor fácilmente si no están fabricadas con materiales aislantes.

aislante térmico invierno

Pide presupuesto para aislar tu casa

Este es el momento perfecto para que, si necesitas hacer alguna reforma e instalar aislamiento en tu vivienda para el invierno, lo hagas. Pide presupuestos en diferentes empresas y déjate asesorar por los profesionales en aislamientos para conseguir el mejor resultado.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tu casa cuenta con el aislamiento térmico necesario para mantener una temperatura ideal durante todo el invierno. Otra ventaja de instalar un buen aislante es evitar que se forme humedad; sobre todo en casas situadas en lugares menos secos y casas unifamiliares.

Esperamos que estos consejos para tener en cuenta el aislamiento de tu vivienda en invierno te hayan sido de utilidad. Una casa bien aislada es una casa eficiente, tanto en invierno como en verano, donde la sensación de confort es evidente durante todo el año. El ahorro monetario y la protección del medio ambiente también son otros dos factores relacionados con una vivienda bien aislada.

En Pimat podemos asesorarte en todo lo que necesites. Somos expertos en instalar el mejor aislamiento térmico para tu hogar. Puedes ponerte en contacto con nosotros o leer más sobre aislantes térmicos para viviendas en nuestro blog y web.