Sistemas de protección contra incendios y por qué son necesarios

Los sistemas de protección contra incendios son una aliado perfecto para evitar el fuego en tu edificio. En este artículo destacamos los dos más importantes e indicamos por qué son necesarios.

Adquirir sistemas de protección contra incendios

Los sistemas de protección contra incendios son un tipo de aislamiento pasivo que se caracteriza por impedir que el fuego se propague. Hay que distinguirlos de otros aislamientos como el térmico, porque su función en este caso concreto es eminentemente pasiva.

El principal beneficio de un sistema de aislamiento ignífugo es que evita que las llamas prendan. De esta manera, se minimizan las posibilidades de extensión del fuego y sus consecuentes daños. Por lo tanto, invertir en estos sistemas es una inversión de futuro que, a medio plazo, agradecerás.
Dependiendo del tipo de edificio de que se trate, es preferible utilizar un material u otro.

Es importante destacar, también, que los sistemas de protección contra incendios han evolucionado. La principal diferencia está en que, hoy, pueden aguantar un periodo más o menos prolongado de tiempo y han ganado en durabilidad y resistencia. En cualquier caso, para asegurar la calidad de los acabados, has de contar con unos instaladores profesionales.

Estos son algunos ejemplos de sistema que funcionan razonablemente bien. Ten en cuenta que será importante conocer para qué los quieres instalar.

Pintura intumescente

La pintura intumescente tiene la ventaja de proteger a la estructura durante un determinado periodo. Teniendo en cuenta que, en muchos casos, la extensión de las llamas es paulatina, ese periodo resulta vital para poder pararla. Así al contacto con el fuego, genera una espuma que permitirá mantener la temperatura durante unos minutos.

Por sus condiciones, lo habitual es que la pintura intumescente se aplique sobre superficies de acero. De esta forma, se compensa la fragilidad de estas.

Proyección de lana de roca

Este sistema es más reciente y consta de un mortero con fibras de minerales, ligantes hidráulicos y aditivos. El producto es PROMASPRAY F250, que garantiza un buen resultado. La aplicación es mediante proyección con maquinaria, consiguiendo una masa homogénea que se mantiene en perfectas condiciones en la pared. Las principales ventajas de este sistema son su alta durabilidad, su no putrefacción y la resistencia al peso.

Hay que tener en cuenta que este tipo de aislamiento está pensado solo para el interior de los edificios. En el caso de los exteriores, convendrá optar por otros elementos o superficies.

Conclusión

A la hora de decidirte por los sistemas de protección contra incendios, es importante que priorices. En primer lugar, has de valorar el tipo de superficie que tienes porque, en función de eso, podrás aplicar un sistema u otro.
Posteriormente, determinar qué producto utilizarás en función de la calidad. Solo cuando tengas estos aspectos claros, podrás tomar la decisión de contactar con profesionales.

En Pimat nos encargamos de instalar todo tipo de aislamientos térmicos y acústicos. Si buscas sistemas de protección contra incendios para tu hogar o negocio, nosotros te podemos ayudar. Consulta sin compromiso y te informaremos mejor.